Martes, 29 de Agosto de 2017
Estudiante de último año de Contador Público y Auditor realizó intercambio en U. Federal de Río Grande del Sur-Brasil

Se trata de Rocío Pérez, quién estuvo un semestre en Brasil cursando ramos de la carrera de Ciencias Contabeis y que indica que ésta fue una experiencia enriquecedora, que ayuda a ver la carrera desde otro punto de vista, ayudando cien por ciento para el futuro profesional.

news_227_01Realizar un intercambio estudiantil en el extranjero es una de las experiencias más preciadas que tiene un joven en su época universitaria. Según sus propias experiencias, quienes hicieron un intercambio estudiantil universitario pudieron desarrollar habilidades que no sabían que tenían. Al salir de su zona de confort, los jóvenes se ven forzados a aprender cómo manejar sus finanzas, socializar con otro tipo de personas, aprender otro idioma y aprender de los quehaceres diarios y resolver problemas que quizás de otra forma no se les habrían presentado.

Los vínculos que se generan en otro país, ayudan a objetivos profesionales y a establecer una red de contactos con personas de toda procedencia cultural y social para tu futuro profesional. Quienes han vivido esta experiencia dicen haber abierto sus mentes, conocer una cultura desconocida para ellos.

Esta fueron algunas de las experiencias vividas por la estudiante de quinto año de Contador Público y Auditor de la FAE USACH, Rocío Pérez, quién cursó un semestre de intercambio en la Universidad Federal de Río Grande del Sur, en Brasil.

Pérez asistió a los ramos de la carrera de Ciencias Contabeis- nombre en portugués- y correspondían a los de los últimos semestres. "Me tocó relacionarme con gente mayor, personas adultas que estudian y trabajan al mismo tiempo. Tenían más experiencia en cuanto al trabajo en contabilidad, y noté que están muy comprometidos con su profesión ya que se nota la importancia que la sociedad y las personas en general le dan a la carrera en Brasil, y ellos así lo asumen, sobre todo ahora, que la situación en Brasil es difícil, por los hechos de fraude que han salido a la luz", dice la estudiante de la FAE.

La futura contadora pública y auditora de la FAE, al relacionarse con los estudiantes brasileños, pudo conocer un poco más de la realidad de su profesión en ese país. "Me mencionaban que si bien tenían bastante campo laboral, el salario que recibían no representaba lo que ellos en realidad hacían en sus trabajos. También contaban de la gran importancia que en el último tiempo adquirió su profesión, esto debido a la cantidad de fraudes que salieron a la luz, por lo que se sienten con una gran responsabilidad por sacar adelante su país", indicó la joven.

news_227_02Desde el punto de vista académico, Rocío Pérez explica que la metodología utilizada por los profesores tenía bastante similitud a los métodos utilizados en la FAE. "La mayoría de los ramos se aplicaban a la realidad, entonces era más fácil entender la materia, los profesores en todo momento tuvieron mucha disposición, siempre preocupados de si entendía la materia o si tenía alguna duda, me preguntaban cosas de la materia y que la relacionara con mi país", agregó.

A juicio de la joven estudiante, esta fue una experiencia enriquecedora, que ayuda a ver la carrera desde otro punto de vista, y ayuda cien por ciento para su futuro en lo profesional. "Creo que el haber realizado estudios en el extranjero me hará ser un profesional quizás un poco más interesante a la hora de contratar, ya que tuve la posibilidad de ver como es tu carrera en otro país, cómo se desarrolla, cuáles son los enfoques que tienen en ese lugar", dijo.

"De este intercambio, siento que volví mucho más madura, con mis ideales y mis valores mucho más claros y más confiada en ellos. Desarrollé mucho más la paciencia y la tolerancia, además de aprender a hablar otro idioma, que también es importante para nuestra formación", puntualizó Rocío, agregando que después de esta experiencia le gustaría volver a estudiar en el extranjero, y perfeccionarse en otro país, ya que "existen otros puntos de vistas, existen distintos enfoques y siento que eso le hace bien a nuestra profesión y sobre todo a uno como profesional", finalizó sin antes hacer una llamado a sus compañeros a vivir esta experiencia: "No tengan miedo a salir de la zona de confort. Yo lo tuve, y cómo no tenerlo si uno está más cómoda en un país que es el tuyo, con tus amigos, tu familia. Pero debemos saber que estas experiencias se viven solo una vez, y no tienen idea de lo mucho que nos ayudan no solo en lo académico, también en lo personal".