Lunes, 22 de Enero de 2018
Crece demanda por departamentos de menos de 50 m2

De acuerdo al académico de la Facultad de Administración y Economía de la USACH, Víctor Salas, el incremento anual de 16,4% en las ventas de propiedades en la capital, implica también que las personas están comprando viviendas de menor tamaño, mientras el precio del metro cuadrado sigue aumentando.

news_019_01Un 2,7% aumentó la venta de viviendas nuevas en Santiago en el último trimestre de 2017, comparado al mismo periodo del año anterior. Se trata de la mejor cifra desde el último cuarto de 2015, según la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). Con esto, el aumento anual es de 16,4% respecto a 2016.

Para el economista de la FAE USACH, Víctor Salas, la cifra debe ser analizada tomando en cuenta que la mayor demanda durante el cuarto trimestre de 2017 (59%) fue por departamentos de menos de 50 m2. "No hay un deterioro en la oferta inmobiliaria. El deterioro corresponde al stock", señala en alusión a la calidad de las viviendas disponibles.

"Surge un problema que no está muy esbozado acá: la gente está comprando viviendas de menor tamaño y el metro cuadrado se está encareciendo en el Gran Santiago", explica. Según el Índice Real de Precios de Viviendas (IRPV), el valor de estas anotó un alza anual de 6,7% en el trimestre móvil octubre-diciembre de 2017. En cuanto al precio solo de los departamentos, estos aumentaron 9,4%.

Aunque el dato señala que, en cuanto a precios, las unidades más comercializadas (87%) del cuarto trimestre fueron de los tramos intermedios y superiores, desde las 1.500 UF hasta las más de 8.000, Salas indica que "las viviendas que hoy se venden en 8.000 UF son de menor tamaño que antes. Está ocurriendo un fenómeno de reducción de tamaño y de mayor costo de lo que se está comprando", insiste.

"Es probable que se estén vendiendo departamentos tan pequeños como los que observamos en los guetos verticales de Estación Central", grafica. No obstante, considera que esta decisión se debe, netamente, al deseo de los compradores de instalarse en comunas como Santiago o San Miguel, por beneficios como la proximidad a diversos servicios o menores tiempos de traslado.

"Tiene que ver con la capacidad del comprador. Se están comprando viviendas nuevas de menor tamaño y eso es casi el 60% de las que se vendieron el año pasado. Los sectores medios o hacia abajo están adquiriendo viviendas", indica. "La gente hoy tiene cuatro o cinco veces más de ingreso per cápita que en la década de 1990 y está en condiciones de acceder a la vivienda", concluye.

Por U. de Santiago al Día.