Martes, 03 de Septiembre de 2019
Investigadora de la Universidad Autónoma de Madrid dicta cursos de Geomarketing y Econometría Espacial a estudiantes de postgrado de la FAE

La Dra. Coro Chasco, Ph.D. in Economics and Business Administration, se encuentra en la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile dictando dichos cursos para los magister en marketing, economía, economía financiera y el Doctorado en Ciencias de la Administración.

news_128_01Los estudiantes de cuatro programas académicos de postgrado- pertenecientes a la FAE USACH- son parte de los cursos en Econometría Espacial y Geomarketing que se encuentra dictando la Ph.D. in Economics and Business Administration por la Universidad Autónoma de Madrid, Coro Chasco.

La investigadora, llegó al país luego de una invitación que le hiciera el director del Magíster en Marketing de la USACH, Dr. Enrique Marinao a dictar el curso de Geomarketing en su programa. Esta invitación se extendió a tres programas más, que adecuaban sus ramos a la expertiz de la académica española, la econometría espacial. De esta forma, se unieron los magisters en Economía Financiera, en Economía y el Doctorado en Ciencias de la Administración.

Las clases que dicta la académica en cada uno de estos programas tiene una raíz común: la econometría. "La econometría espacial se basa en el análisis de los mercados territoriales. Aplica los métodos cuantitativos al terreno de la empresa y la economía. En el ámbito económico, se trabaja con econometría, que es la métrica de la economía; una estadística adaptada a los fenómenos de este tipo, que intenta hallar relaciones de causa y efecto y hacer predicciones, conocer los fenómenos económicos, explicar el pasado y manejarte de cara al futuro", indica la doctora en Economía y Administración de Negocios.

El geomarketing es una disciplina que aporta información para la toma de decisiones de negocio apoyadas en el modelado de variables georreferenciadas. "Es el conjunto de técnicas que permiten analizar la realidad económico-social desde un punto de vista geográfico, a través de instrumentos cartográficos y herramientas de la estadística espacial", apunta la Dra. Chasco.

La econometría espacial, por su parte, adapta los métodos econométricos clásicos que ya llevan utilizándose por más de cien años, desde principios del siglo XX, con la creación de la sociedad de econometría. "Adapto estos métodos clásicos a los datos geográficos, porque tradicionalmente los economistas hemos trabajado con series temporales, las que tienen una dinámica lineal, del pasado al presente y del presente al futuro, y así se hace una predicción. Sin embargo, el territorio no es bidimensional, la naturaleza de los datos es diferente y las relaciones entre los agentes económicos y empresariales también, entonces son relaciones de vecindad, de interacción. Lo que intentamos explicar es qué influencia tiene la vecindad con el nivel de renta, por ejemplo; o si soy una empresa, cómo esto influye en mis ventas. Todo esto hay que manejarlo de manera matemática y estadística y a esto se le llama estadística espacial", puntualiza Chasco.

La estadística geográfica, o geoestadística, que también es denominada geointelligent o geobusiness intelligent, se aplica también a las empresas. "Uno necesita visualizar dónde están ubicados espacialmente sus clientes, se deben crear rutas de distribución en la cuidad para acceder más rápido a algunos sitios. Cuando esto se cuantifica y se visualiza, se entiende mucho mejor" agrega.

"A los alumnos del Magíster en Marketing les vengo a enseñar una derivación que va en la línea de la inteligencia de los negocios y son métodos analíticos sencillos, con la utilización de mapas, gráficos y que enseña a los estudiantes a manejar herramientas que tradicionalmente han estado reservadas a geógrafos o ingenieros medioambientales como los sistemas de información geográfica", explica Chasco.

Finalmente para la académica la experiencia de hacer clases en esta universidad ha sido muy positiva. "Cuando uno tiene un contacto con los alumnos de magíster se ve una gran motivación y esto para un profesor es muy reconfortante porque hay veces que el alumno está a la fuerza, no todas las materias son de su agrado. Cuando uno se encuentra con unos alumnos como estos, tan motivados, que son profesionales con experiencia, con preguntas inteligentes, activos, trabajando, es un placer y un encanto", afirma.