Viernes, 27 de Septiembre de 2019
Académica del Magíster en Marketing es la primera latinoamericana en ser reconocida por red británica de marketing

Se trata de Carolina Pinheiro, profesora del ramo "Marketing y dirección de equipos" del programa de postgrado, quién recibió este reconocimiento otorgado por la organización Women in Marketing, creada en Reino Unido que reconoce a mujeres que han generado un impacto en su entorno desde el marketing.

news_141_01Women in Marketing es una red creada para educar, inspirar, conectar y reconocer a las mujeres en el marketing y las profesiones asociadas a lo largo del ciclo de sus vidas. La organización, tiene un enfoque holístico para la educación y el bienestar de las mujeres a través de colaboraciones y asociaciones con organizaciones que complementan su trabajo. Creada en Reino Unido, busca, investiga y reconoce a las mujeres talentosas que han generado impacto positivo en su entorno desde el marketing.

Precisamente fue esta organización la que reconoció a la académica del Magíster en Marketing de la Facultad de Administración y Economía de la USACH, Carolina Pinheiro, con un Beast Leader in Marketing-Agency Side, premio que por primera vez recae en una mujer latinoamericana.

Hace aproximadamente nueve años, Carolina Pinheiro, abogada de profesión y oriunda de la isla de Sao Luis en el nordeste de Brasil, decidió abrir una agencia de publicidad en Chile. En ese momento, no tenía ningún conocimiento de marketing, salvo lo que había aprendido de su socio y esposo, el publicista Pancho González, ambos únicos dueños de Inbrax.

A los 23 años, luego de haberse titulado de abogada en Brasil, decidió venir a estudiar un master en Derecho en la Universidad de Chile. "Fue una decisión muy difícil porque en Brasil tenía una perspectiva de desarrollo muy importante", dice Pinheiro. Sin embargo, siempre ha tenido un espíritu emprendedor, y una vez instalada aquí trabajó como asesora jurídica en Codelco y otros estudios como Montt y Cia, en donde encabezó el área de inversiones Brasil - Chile con la captación de clientes como Petrobras y Gol Líneas Aéreas. En 2008, hizo una pausa en su carrera como abogada para buscar nuevos retos profesionales. Allí decidió crear su propio emprendimiento publicitario.

Hoy, Inbrax cuenta con aproximadamente 45 profesionales y trabaja con cuentas como Metro, Cencosud, Sodexo, Cummins, Citroen, entre otros. En su rol de CEO, Pinheiro cree que "gran parte de su éxito se ha debido al desarrollo de una cultura transversal, donde todos son invitados a tomar un rol de liderazgo en la gestión de su carrera personal dentro de la empresa, y aportar con su visión estratégica junto a los clientes", dice.

"No puedo decir que ha sido un camino fácil, finalmente soy una abogada brasileña que lidera una agencia de publicidad independiente en Chile (algo muy distinto a mi formación original), además estamos en un mercado muy competitivo y particular. Así que tan luego Inbrax fue una realidad, lo primero que hice fue estudiar, capacitarme, buscar herramientas para prestar el mejor servicio a mis clientes y motivar e inspirar a mi equipo. Creo que mi gran valor agregado es tener una mirada integral en todos los proyectos que participo, y eso me ha entregado mi formación académica, y mi recorrido en el mundo del marketing y publicidad", agrega la profesional.

Para Pinheiro recibir este importante premio significó la validación de su gestión y liderazgo que desde 2010 ha estado realizando en su empresa. "Además, me trajo más confianza en mí misma. Soy muy autoexigente y tengo la tendencia a disminuir la importancia de mis conquistas. Ganar el premio me hizo valorizar el largo camino recorrido hasta acá y renovó mis fuerzas y mirada respecto a todo lo que quiero aún conquistar", señala.

A juicio de la académica del Magíster en Marketing, este premio también es relevante porque destaca y celebra a las mujeres del mundo del marketing que hayan generado un impacto positivo, ya sea por su perfil de liderazgo, por tener una visión innovadora, por generar debates, por inspirar y pelear para que otras tengan voz. "Ser incluida en un selecto grupo de profesionales que hayan sido destacados por lo anterior, me llena de orgullo y responsabilidad, porque desde este momento me siento con la obligación de seguir generando cambios e impactos positivos, de continuar "peleando" la buena batalla para que más mujeres logren conquistar sus sueños y objetivos", concluye.