Martes, 14 de Agosto de 2018
Gestión de Castañeda en RR.II FAE alcanza los 300 mil dólares en 9 años

Francisco Castañeda, académico de la FAE, señala que "esta cifra monetaria corresponde a su gestión personal, lideradas por él, ante instituciones alemanas, austríacas, francesas y españolas. Este monto, el cual es tremendamente significativo para los estudiantes de la facultad, no está considerando las becas de USACH de las Unidades Académicas o de entes privados como el Banco Santander. Estos casi 300 mil dólares en nueve años, han sido equivalentes a casi 100 alumnos de la FAE que han podido realizar intercambios en Europa en este periodo. Esto ha sido la porfía e insistencia por obtener más recursos del extranjero para lograr que más estudiantes puedan realizar intercambios internacionales, principalmente en Europa", añade Castañeda.

news_250_01Castañeda señala que en conjunto con Verónica Godoy (coordinadora de Relaciones Internacionales) hemos administrado (gestionando, llamando a concursos abiertos y transparentes, y actuando en tiempo y forma) las becas que nos otorga la Universidad de Santiago a nivel central, los departamentos académicos de la FAE, las becas AUGM (Asociación de Universidades del Grupo Montevideo) y las becas del Banco Santander. En estos nueve años, nunca he tenido (ni hemos tenido) graves errores, desidia, o negligencia en cuanto a "no perder" ni una sola beca. Incluso no tenemos ningún reclamo de favoritismo a estudiantes específicos en cuanto a ser los receptores de determinadas becas. También la burocracia excesiva (interna y de USACH) es siempre un desafío que hay que vencer para lograr la movilidad estudiantil. Hemos incrementado notoriamente el ingreso de alumnos extranjeros a la FAE (desde 20 por año, a aprox. 160 por año), así como también el envió de alumnos de la FAE hacia el extranjero (de un promedio de 2-3 alumnos hasta los 3-40 actuales). Aunque esto se concentra principalmente en el pregrado, también hemos comenzado con dobles grados e intercambios a nivel de postgrados.

La visión de internacionalizar una Facultad no siempre fue algo aceptado e incluso hasta hoy tiene algún grado de complejidad. Esto lleva a la innovación no solo en nuestros alumnos, quienes deben desafiarse en medios sociales y culturales diferentes a los de su zona de confort. Además, esto impacta a los académicos de la facultad quienes se ven estimulados en su docencia al tener variedad de nacionalidades en sus clases. Del mismo modo, esta creciente internacionalización en ambos sentidos, complejiza todos los procesos administrativos de la FAE lo cual nos lleva a un mejoramiento continuo de nuestros sistemas. "Nos presiona para hacer mejor las cosas" y nos obliga a tener benchmarks con estándares de instituciones más avanzadas y desarrolladas en estos procesos. Del mismo modo, genera una presión creciente y permanente por el aprendizaje del idioma inglés. Esto ya está establecido para las carreras de la FAE a nivel institucional, lo que, adicionado a la expectativa de salir al extranjero, moviliza a nuestros alumnos en cuanto a perfeccionarse en el aprendizaje del idioma inglés. También se ha incorporado a la unidad de RR.II el Coordinador de Lenguas Extranjeras, Cristián Céspedes, quien ha sido un gran aporte en cuanto a identificar alumnos con potencial para realizar estos intercambios y sobre todo, prepararlos en forma intensiva para que aprueben los tests de inglés que les permitan la aceptación definitiva en estos programas.

Como objetivo, estamos siempre buscando nuevas opciones que beneficien a alumnos y académicos. En el último año, estamos enviando alumnos a Corea del Sur, USA, Science Po (Paris), al prestigioso CIDEH de México, y como novedad estamos firmando un convenio con "Mediterranean Business School" (MBS), de Tunisia. MBS tiene sendas acreditaciones internacionales, clases en inglés y se encuentra en la zona del Magreb, siendo uno de los países con mayor desarrollo democrático y económico de la región. Esperamos también enviar nuestros alumnos a esta escuela del norte de África. Estamos ahora firmando un acuerdo con el Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI) de Mozambique para establecer relaciones de cooperación Sur – Sur. También a través de nuestras alianzas, hemos abierto la posibilidad para que alumnos de pregrado y de posgrado realicen Escuelas de Verano en España, Austria, Alemania, Hungría y China. Esto es a un costo muy bajo para nuestros estudiantes y con programas de alta calidad. En los 2 últimos años se han ido a estos programas dictados en el mes de Julio, una cantidad aprox. de 30 alumnos, profesores y nuestra coordinadora Verónica Godoy.

Del mismo modo, como Unidad Internacional, hemos sido los coordinadores ejecutivos y/ directores de proyectos como la Escuela Complutense Latinoamericana (desarrollada en USACH el 2017), el programa MONULAC (Modelo de Naciones Unidas) llevado a cabo en la FAE y liderado por Sofía Schuster, y gracias a recursos de la cooperación internacional alemana, estamos trayendo dos profesores alemanes de la Friedrich Alexander Universitaet (Alemania) a dictar clases en la FAE en cursos intensivos. También, hemos postulado a proyectos Erasmus en conjunto con el colega Céspedes, lo cual nos ha permitido vincularnos con Holanda para obtener becas para alumnos de la FAE, y además estos proyectos aportan recursos para hacer investigación comparada entre ambos países.

Esta semana, hemos recibido la noticia de que un Consorcio de Universidades, liderado por la University of Applied Sciences Joanneum (4 universidades europeas y 4 universidades de Latinoamérica) y del cual la FAE forma parte, ha obtenido un financiamiento de 1 millón de euros para un proyecto a 3 años plazo. Este proyecto es acerca de cómo mejorar las habilidades de alumnos en Escuelas de Negocios. En este proyecto participan, además, los académicos Héctor Ponce y Cristián Céspedes.

Siempre podemos hacer más y seguir ampliando el horizonte a nuestros alumnos. Es un trabajo que he realizado con mucho cariño, dedicación, compromiso y profesionalismo. Es mi visión de cómo podemos cambiar para bien el desarrollo profesional y académico de nuestros alumnos. Contribuir a este viaje, como el de la educación, el que una vez comenzado, no tiene fin. Para mí, en lo personal, ha significado hacer una diferencia en mi trabajo, algo que puede impactar a los demás en términos sociales. Cuando se complejizó seriamente mi salud hace tres años (por un periodo largo), una de las cosas que me dejaba tranquilo en el recuento de mi vida, era haber podido desarrollar y escalar este proyecto de relaciones internacionales, en un contexto de clase media, en el centro de la ciudad y que sobre todo beneficiaba a estos alumnos ansiosos de abrirse a nuevos mundos y a nuevas realidades.

Como yo siempre les digo a mis alumnos: "De la Estación Central para el Mundo"

Para ver la noticia en inglés, hacer clic aquí.

Ver link de RR.II

Ver pdf