Jueves, 17 de Enero de 2019
Estudiantes de Magíster en Planificación y Gestión Tributaria de la FAE presentan sus tesis de grado

A partir del lunes 14 de enero, los alumnos de este programa académico defenderán sus tesis ante una comisión del Departamento de Contabilidad y Auditoría. Dos estudiantes ya presentaron su defensa: Diego Ramírez y Constanza Gutiérrez, quienes ya gozan del grado de maestro.

news_420_01El Magíster en Planificación y Gestión Tributaria es u programa académico del Departamento de Contabilidad y Auditoría que tiene por objetivo lograr la formación de graduados en las materias de derecho tributario, contabilidad, administración financiera y economía, vinculadas a la gestión y planificación de la carga tributaria de los agentes económicos, ya sea por sus operaciones nacionales como internacionales.

Junto con esto, pretende situar a los profesionales participantes en los recientes avances en el área de legislación tributaria, que les permita desempeñarse en funciones de dirección o consultorías de acuerdo a las necesidades de instituciones públicas o privadas, tanto nacionales como internacionales.

El director del magíster, Dr. Germán Pinto Perry, indicó que el programa tiene buenas tasas y buen tiempo de titulación de los maestrando gracias a que el proceso de titulación se hace dentro de la malla, es decir, en el lapso de dos años, pueden obtener su título.

Uno de los estudiantes que defendió tesis fue Diego Ramírez, quién presentó su trabajo de titulación que tenía como finalidad determinar las opciones de tributación sobre el mayor valor obtenido en la enajenación de bienes raíces efectuada por una persona natural que no determina impuesto de primera categoría sobre renta efectiva. Todo esto, en relación a la modificación de la letra b) W 8 del artículo 17 de la UR, norma que cambio a partir de la Ley 20.780 más conocida como reforma tributaria.

"En el trabajo se aborda la determinación de los costos tributarios de los bienes raíces, las formas de tributación sobre el mayor valor, diferentes jurisprudencias que han sido emitida por parte del Servicio de Impuestos Internos posteriormente emitida la reforma tributaria. Todo lo anterior fue aplicado a un caso real, lo que permite visualizar las cargas tributarias a las cuales puede verse afecto el contribuyente al momento de determinar la tributación sobre el mayor valor obtenido en la enajenación del bien raíz", explica el estudiante.

Otro de los trabajos fue el de Constanza Gutiérrez, egresada de la carrera de Contador Público y Auditor de la FAE. De acuerdo a su trabajo, y respecto a la ley de Benford, indica que la distribución de los números del 1 a19, como primer dígito es asimétrica.

"El uno aparece como primer digito significativo un 30,1 % de las veces, el 2 un 17,6 %, el 3 un 2,5 % el 4 un 9,7 %, el 5 un 7,9 %, el6 un 6,7 %, e l7 un 5,8 %, el 8 un 5,1 % y el 9 un 4,6% aproximadamente", indicó Gutiérrez.

news_420_02Esta ley permaneció como una mera "curiosidad estadística" por varias Décadas, afirma Gutiérrez. "En 1992 fue catapultada a la luz e interés público por el contador norteamericano Mark Nigrini quien en su tesis de doctorado la utilizó para delectar fraudes en las declaraciones fiscales. Su aplicación permite detectar datos erróneos que no siguen un patrón teórico, dando luces de posibles anomalías que puedan traducirse en actos de evasión y eventual declaración de impuestos mensuales maliciosamente falsas", señaló la estudiante.

Su trabajo de investigación tiene por objetivo llevar a la práctica la teoría de la Ley de Benford para contribuir al entendimiento del fenómeno de la evasión tributaria , cobrando especial importancia uno de varios medios de comisión de los delitos tributarios, siendo éste, la factura falsa ideológica electrónica. La joven se preguntó si es posible aplicar Ley de Benford a un conjunto de datos masivos de documentos tributarios tipo 33 (facturas afectas al Impuesto al Valor Agregado) tomando el primer dígito de aparición del monto total del documento para la detección de comportamientos anómalos que eventualmente, se asocie al fraude tributario por la utilización de facturas electrónicas ideológicamente falsas.

Ambos estudiantes fueron aprobados por la comisión y pasaron a ser maestros en planificación y gestión tributaria.