Miércoles, 17 de Abril de 2019
Se titulan primeros alumnos de Contador Público y Auditor que cursaron nueva malla académica

Constanza Flores y Felipe Lucero son los primeros titulados formales con la nueva malla de la carrera de Contador Público y Auditor que cambió en 2014, la que pone un énfasis especial al carácter científico de la contabilidad y resalta el papel del profesional de la contabilidad y la auditoría en la gobernanza de las instituciones.

news_046_01El pasado 8 de abril, los estudiantes de la carrera de Contador Público y Auditor de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile, Constanza Flores y Felipe Lucero, rindieron su examen de grado, titulándose como los primeros en terminar formalmente su carrera con la nueva malla curricular creada en el 2014.

Con su trabajo titulado "Efecto que genera la Reforma Tributaria en la estructuración organizacional de cinco empresas inmobiliarias" los jóvenes se transformaron en los primeros contadores públicos y auditores formados bajo el alero de modificaciones en la malla curricular hace cinco años.

Este trabajo de estudios para modernizar la malla curricular comenzó el 2006 con un grupo de académicos especialistas que diseñaron el programa en el que se pone un énfasis especial al carácter científico de la contabilidad y auditoría. También resalta el papel del profesional del área en la gobernanza de las instituciones.

"Estas modificaciones se realizaron porque había un imperativo de cambiar la forma de enseñanza, debido a que nuestra antigua malla, que era exitosa, tenía muchos años de aplicación y no consideraba el modelo educativo institucional de nuestra universidad", indica el Dr. Germán Pinto Perry, uno de los principales gestores de este cambio curricular.

"La principal diferencia que tendrán los estudiantes formados bajo esta nueva malla, tiene relación con la valoración y el convencimiento que la contabilidad es una ciencia social", puntualiza Pinto Perry.

La tesis de estos jóvenes analiza el efecto generado por la reforma tributaria del año 2014 al 2016 en la estructura organizacional. Estudiaron el caso de cinco empresas inmobiliarias chilenas y explican cómo las empresas inmobiliarias tuvieron que cambiar sus estructuras de negocios producto de la reforma en el tema del IVA.