En un concierto gratuito organizado por Fundación Guitarra Viva, los intérpretes Romilio Orellana y Rodrigo Díaz realizarán rendirán tributo al recordado profesor. La actividad se llevará a cabo el próximo miércoles 10 de julio y cuenta con el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través de su Programa de Apoyo a Organizaciones Culturales Colaboradoras.

Ernesto Quezada Bouey (1945-2016), intérprete de laúd, profesor de guitarra y uno de los principales impulsores del instrumento en Chile, será homenajeado con un concierto gratuito que ofrecerán dos de los muchos intérpretes que lo tuvieron como maestro: Romilio Orellana y Rodrigo Díaz.

El concierto se realizará este miércoles 10 de julio, a las 19:30 horas, en el Auditorio FAE Usach (Alameda 3363, Metro Estación Central), en el marco del ciclo que la Fundación Guitarra Viva Ernesto Quezada desarrolla en el plantel, que cuenta con el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través de su Programa de Apoyo a Organizaciones Culturales Colaboradoras.

Como dúo de guitarra y laúd, Orellana y Díaz revivirán una experiencia que tuvieron hace 35 años con Ernesto Quezada. En 1988, ambos eran sus estudiantes en la Universidad de Chile y fueron invitados a tocar en un concierto que celebraba la primera década de vida de Syntagma Musicum, grupo de música antigua fundado por Quezada, que continúa trabajando al alero de la Usach.

“Tuvimos ese privilegio”, recuerda Rodrigo Díaz. “Recuerdo con emoción que tocamos en el Teatro Aula Magna Usach y al menos en dos espacios más en Santiago. Hubo algunas obras en común con todo el conjunto y algunas obras que el profesor Quezada preparó especialmente para tocar con sus alumnos”.

“El profesor nos dio la confianza- aunque éramos muy jóvenes y llevábamos muy poco tiempo estudiando- lo que nos hizo creer en nosotros mismos”, agrega Romilio Orellana, quien luego tuvo un dúo estable con Ernesto Quezada. “Al volver a tocar juntos, se activan todos estos recuerdos y maravillosas experiencias de nuestra formación. Hay una nueva valoración de estas vivencias tan significativas junto a nuestro profesor, que prácticamente nos llevaron a definir nuestras vidas”.

Orellana y Díaz esta vez abordarán un programa que abarca desde el Renacimiento hasta el Clasicismo, con diez obras de autores como Thomas Robinson (c. 1560-c.1610), John Dowland (1563-1626), Johann Sebastian Bach (1685-1750), Antonio Vivaldi (1678-1741) y Georg Friedrich Händel (1685-1759), entre otros. “Es una combinación muy bella. Además, es una manera de unir más los mundos de la música antigua y la guitarra, que tienden a separarse, al ser muy especializados. Será muy entretenido el programa”, adelanta Orellana.

Tres de ellas serán interpretadas a través de transcripciones hechas por el propio Ernesto Quezada: “Son arreglos de esos años, verdaderas joyas musicales”, detalla Rodrigo Díaz. Entre ellas, hay una sonata de Bach y una chacona de Haendel, llevadas a la guitarra y un laúd renacentista con una afinación más alta de lo común. “Esto permite que el registro sea muy amplio y se logren sonoridades y equilibrios muy bellos entre los dos instrumentos. El resto del programa son obras originales para dúos de laúdes isabelinos, de finales del siglo XVI y comienzos del XVII, que haremos en guitarra y un laúd renacentista en Sol, otro procedimiento muy común en los conciertos del maestro Quezada”.

Fundación Guitarra Viva Ernesto Quezada forma parte del Programa de Apoyo a Organizaciones Culturales Colaboradoras del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que busca fortalecer y dar continuidad a instituciones y organizaciones culturales de derecho privado y sin fines de lucro. Este programa además es parte del Sistema de Financiamiento a Organizaciones e Infraestructura Cultural del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio que integra, articula y coordina de forma transversal los planes, programas y fondos orientados al fomento y apoyo de las organizaciones, de la infraestructura cultural, y de la mediación artística. Todo esto con una vocación descentralizada, mecanismos participativos, y la promoción de la creación de redes y asociaciones.

Fuente: Extensión Cultural Usach

Facultad de Administración y Economía (FAE).